Personas Morales Obligaciones

reformas fiscales 2014 sat 1De las obligaciones de las personas morales

Diversas obligaciones

Se elimina la obligación de presentar la declaración anual informativa de retenciones, clientes y proveedores, así como dividendos. Sin embargo, mediante disposición transitoria se continúa con esta obligación por
los ejercicios del 2013, 2014, 2015 y 2016.
De las facultades de las autoridades fiscales

Se reubica al Código Fiscal de la Federación las facultades de las autoridades para la determinación presuntiva de las utilidades fiscales de los contribuyentes.

Consolidación Fiscal
Antecedentes

 

La Ley del Impuesto sobre la Renta (en adelante “LISR”) permite que un grupo de empresas con intereses societarios y económicos comunes, pueda tributar como una sola unidad económica, lo que posibilita el diferimiento del pago del impuesto sobre la renta (“ISR”).

 

Actualmente, desde un punto de vista económico, el régimen de consolidación fiscal funciona como un régimen de diferimiento del pago del ISR.
En su origen se concibió como un sistema de incentivo para coadyuvar con la capacidad operativa y financiera de las empresas, que no produjera un sacrificio fiscal o que implicara un “simple” diferimiento, situación que quedó plasmada en el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 20 de junio de 1973.

Fue hasta el año de 1982 cuando nació el régimen de consolidación dentro de la estructura de la LISR. A partir de dicha fecha, el régimen ha sufrido diversas modificaciones e incluso ha incorporado un sinnúmero de artículos y reglas de carácter administrativo.

En el ejercicio de 1999 se observaron modificaciones importantes al régimen, no sólo por marcar el comienzo de reglas técnicamente más complejas, sino también por el impacto que éstas reflejaban en los estados financieros de las compañías que habían optado por el régimen en comento. En este sentido, las modificaciones de dicho ejercicio buscaban:

 

1. Limitar el diferimiento del impuesto a través del cambio de participación accionaria a participación consolidable.
2. Adecuar el régimen a prácticas internacionales y lograr
su simplificación.

 

3. Limitar supuestos de elusión fiscal.

 

4. Adecuar tratamientos específicos como el relativo a la desincorporación e incorporación de sociedades.

 

5. Establecer supuestos de desconsolidación del grupo.
Diez años después, el régimen fiscal de consolidación fiscal sufrió otra modificación importante y nace el concepto del Impuesto Sobre la Renta Diferido (ISRD), siendo éste el impuesto que “en teoría” los grupos habían dejado de pagar a las autoridades fiscales con motivo de la consolidación. En ese sentido, se estableció un periodo de cinco años para
pagar el ISRD y para tales efectos se establecieron diversos mecanismos y procedimientos para su cálculo y entero.

 

En términos generales, la reforma fiscal del 2010 marcaba las partidas sobre las cuales había que calcular el importe del impuesto diferido, entre otras:
i) Dividendos no provenientes de CUFIN.

ii) Pérdidas fiscales no utilizadas.

iii) Pérdidas en enajenación de acciones.
iv) Comparación de Registros de Cuenta de Utilidad Fiscal
Neta (RECUFIN).

 

Para efectos del pago del ISRD, se estableció la obligación de determinar el ISRD por el periodo comprendido desde la fecha en la que el grupo empezó a consolidar y hasta el 31 de diciembre de 2004, siendo este el primer bloque por el que se habría de pagar el diferido. Posteriormente, el cálculo se realizaría año con año y se iría incorporando su pago de conformidad
con lo que se señala en la tabla siguiente:

 

Posterior a la publicación de las reformas al régimen de consolidación fiscal en 2009, las autoridades fueron publicando diversas facilidades para la determinación del ISRD, incluso, se dieron a conocer reglas que permitían el diferimiento de ciertos conceptos, tal fue el caso de la comparación de los registros de utilidades fiscales netas.

Lo anterior, advirtiendo las autoridades que en muchas de las mecánicas de cálculo del ISRD se generaban ciertas distorsiones que llevaban a los contribuyentes al pago de un impuesto mayor al que en realidad
habían diferido.

Al cierre del ejercicio de 2013, existen básicamente tres alternativas para el cálculo del ISRD, así como un número importante de reglas que permiten su entendimiento y aplicación, así como también otorgan algunas facilidades para los contribuyentes que se encuentran dentro de este esquema.

 

A partir de la modificación al régimen en 2010, fue clara la intención de las autoridades fiscales en el sentido de poco a poco ir limitando y eliminando de manera parcial un régimen que a lo largo de los años se ha hecho más complejo en su aplicación.
Eliminación del Régimen de Consolidación Fiscal
Dentro de las propuestas de reformas fiscales, el Ejecutivo Federal propuso la abrogación de la LISR, y con ello queda claro el final del régimen.

En la exposición de motivos se ha señalado que los cambios y mecánicas que se han incorporado al esquema a lo largo de su existencia, han hecho muy complejo el mismo, requiriendo de una especialización técnica para llevar a cabo la operación del mismo y como consecuencia, se ha debilitado el control y fiscalización de los contribuyentes que tributan bajo el multicitado
régimen.

Dentro de la nueva LISR, se dan a conocer diferentes mecanismos para determinar el impuesto que resulte por la desconsolidación de un grupo.

 

Dicho impuesto se determinará considerando la desconsolidación total del Grupo al 31 de diciembre de 2013. Al igual que la reforma del 2010, en esta ocasión también existen tres procedimientos para determinación y pago del impuesto por desconsolidación, que pueden variar los efectos en cada grupo, siendo estos los siguientes:

 

Ejercicio 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2004 25% 25% 20% 15% 15% 2005 25% 25% 20% 15% 15% 2006 25% 25% 20% 15% 15%
 Método contenido en la LISR abrogada (artículo 71).- En un inicio, este método no fue planeado y considerado para desconsolidar un grupo, por lo tanto, los pasos y comparaciones señaladas en la norma, pudiesen generar distorsiones en la determinación del impuesto. Se parte de un resultado fiscal consolidado para llegar a uno nuevo.

 

 Método de disposición transitoria de la nueva LISR.- Se parte del ejercicio fiscal consolidado 2013, y se determina un impuesto sobre la renta de manera cedular.

 

 Continuación de método de diferimiento (Artículo 71-A).- Se propone continuar con el método para determinar el ISRD considerando lo dispuesto en la LISR que se abroga, con un método cedular.

 

Para tales efectos, el pago del impuesto por desconsolidación se deberá enterar de conformidad con el siguiente calendario:

 

1) 25% a más tardar el último día del mes de mayo del 2014.

 

2) 25% a más tardar el último día del mes de abril de 2015.

 

3) 20% a más tardar el último día del mes de abril de 2016.

 

4) 15% a más tardar el último día del mes de abril de 2017.

 

5) 15% a más tardar el último día del mes de abril de 2018.

 

En este orden de ideas, es oportuno señalar que cualquiera que sea la mecánica para determinar el impuesto diferido que elijan los grupos de empresas, deberán determinar el Impuesto al Activo (IMPAC) que con motivo de la desconsolidación deba enterarse, considerando para ello el IMPAC consolidado y el individual que puedan recuperar las sociedades controladas y la propia controladora. Este impuesto se pagará en las cinco parcialidades que establece el artículo 70-A de la LISR actual, en lugar del mes siguiente a la desconsolidación.

Por otra parte, los contribuyentes que al 31 de diciembre de 2013 cuenten con autorización para consolidar su resultado fiscal y se encuentren dentro del periodo obligatorio de cinco ejercicios, podrán continuar consolidando durante el periodo restante conforme a las disposiciones fiscales vigentes al 31 de diciembre de 2013, y posteriormente enterar el impuesto diferido correspondiente en ejercicios subsecuentes y con el mecanismo opcional previsto en las disposiciones transitorias de la nueva LISR.

Es preciso señalar que el ISRD hasta el 31 de diciembre de 2007, se continuará pagando en los mismos términos y plazos que se establecían en las disposiciones transitorias o en el artículo 70-A de la LISR abrogada, según haya correspondido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.